Himalaya 7000

abr 04

Despacho #10

Publicado a las 11:21
Despacho creado desde email
Queridos Amigos:
Estamos en Khare a poco más de 4800m, disfrutando de un merecido descanso trás 3 días de ardua caminata. Trás dejar Lukla, nuestra única conexion con el mundo es el telefono satelital, por lo que desde ahora los textos largos y en especial las fotos estarán muy restringidos.
Retomando desde hace unos días, los 46 kg con que salimos de Santiago se transformaron en 90 kg trás las compras de comida y combustible para 30 días, así dividimos todo en 4 bultos aproximadamente iguales y partimos rumbo al Baruntsé con la ayuda de Karma y Sabina, porteadores sherpas que han sido una excelente ayuda y compañía. Ahorrandonos varios días de ir y venir porteando, y permitiendonos conocer mejor las costumbres y el idioma local.
Desde Lukla (2800 m) nos tocó subir hasta el Zatrwa La (4600 m), para pasarnos al valle de Hinku. Desde esa altura tuvimos nuestra primera vista panoramica del Himalaya, llena de montañas majestuosas y desconocidas, gigantes de 6000 y 7000 metros y dominados por el Cho Oyu que con sus 8188 metros se destaca en el paisaje.
Hasta el siguiente paso, el Mera La, seguiriamos una ruta de trekking relativamente visitada, por lo que cada par de horas se puede encontrar un "tea house", una pequeña casita de piedra atendida por una viejita sherpa donde se puede encontrar agua, coca cola, chocolates, etc., pero a precios exorbitantes.
Después del Zatwra La decidimos ir de una a Kote, por lo que pudimos aprovechar un atajo utilizado por los porteadores, que transcurría entre riscos y aristas, tal como uno se podría imaginar en un cuento sherpa, realmente maravilloso. Al perder altura el sendero se internaba en un bosque de rododendros, pinos y cipreses, lleno de empinadas subidas y bajadas con escaleritas de piedra que costaba entender cómo permanecían aferradas a esas paredes. Trás 9 horas de dura marcha llegamos a Kote, un caserío al más puro estilo sherpa donde todo está hecho a mano, no se sabe de motosierras y la electricidad es un lujo sólo para turistas de hecho estaba usd$7 por una hora de carga de batería. Aquí buscamos un lugar económico para acampar y como en cada pueblo el armado de nuestra carpa parece ser la entretencion del dia, atrayendo a todos los niños que curiosos observan nuestros movimientos. Abundan además los juegos de antaño, como la payaya (payana) y el luche (cielito).
Al día siguiente caminamos valle arriba hasta Tangnag casi siempre por arriba de las rocas dejadas por el gran aluvion que hace 10 ó 12 años se produjo al colapsar la morrena frontal que actuaba como represa natural del Lago Sabai Tsho que ahora es solo una lagunita. En el camino no dejan de impresionar los porteadores cargando desde sus cabezas canastos de mimbre cargados hasta el cielo de bolsos, cajas y leña. Finalnente tras una ultima subida llegamos destrozados a Khare, habiendo hecho en 3 días lo que se suele hacer en 5 y habiendo ganado un dolor para cada musculo de nuestro cuerpo. Asi decidimos tomarnos este día para recuperarnos, aclimatar, disfrutar de nuestros fideos chinos y del aroma que poco a poco se va maserando en todo lo que nos rodea.
Mañana nos toca un nuevo día de ascenso hasta el Mera La (5400m).
Agradecemos los mensajes enviados y les dejamos un par de fotitos, una aquí, y otra en unos minutos, pues mandarlas juntas resulta más dificil.

Un abrazo a todos.

Natalia y Camilo.

Comentarios


  • No hay comentarios aún.


Agregar comentario


¿Desea notificar a los subscriptores de este nuevo despacho?

Si
No
Cancelar