Expedición Monte Tyree - Antartica

Dec 15

Dispatch #11

Published at 11:29
Dispatch created from email
LA TORMENTA PERFECTA

Este mensaje va dedicado a todos aquellos que en algún momento dijieron, insinuaron o tan sólo pensaron que nos envidiaban por estar acá.
Todo comenzo una típica tarde de mal tiempo en antártica, los
expedicionarios distrayendose en diversos menesteres, la pachi escribiendo en su diario "top secret", camilo leía "running dog", y en la otra carpa, quien sabe. . . Jarmila probablemente pensaba en Ruby (su perro) y Damien leyendo algún libro ad-hoc, acerca de antártica pa variar.
El viento se hacía notar cada vez con más fuerza, pero nada de que
preocuparse, hasta que un segundo, un segundo que pudo haber sido sólo una sílba más en el diario de pachí, o una palabra más del libro, trajo consigo una rafaga colosal, engendrada en el mismisimo hades y que quebró dos mástiles de la carpa como si fuesen unas pajitas de trigo en las manos de un niño, las puntas de los mástiles rajaron el cubretecho dibujando una nueva y amplia ventana en nuestra carpa, la que aunque era bastante "fashion", mejoraba la iluminación y la ventilación, no fue de nuestro agrado, pues eran el festín de millares y millares de particulas de nieve que impulsadas por el viento se colaban felices por cada rincón inmaginable y jugaban al "montoncito". La carpa en sí, seguía casi hermética, pero de abrirse cualquier cierre, el clásico "monstruo del profesor rosa" se hacia presente impetuoso lanzando abundantes bocanadas de nieve en la cara del curioso.
Las particulas de nieve jugando al montoncito entre el cubretecho y la carpa poco a poco la hacían colapsar, reduciendo lenta pero irremediablemente el espacio interior, cual trampa mortífera en "indiana jones". Camilo se puso su traje de astronauta y se alistó para la "caminata espacial", pues era imperante salir al gélido espacio exterior para salvar nuestra agonizante vivienda.
Pachi entre tanto jugaba de "Atlas" sosteniendo el mundo para evitar que éste y sus siniestras rafagas terminaran de pisotear la carpa, al tiempo que empacaba todo, pues la experiencia dice que en una de las posibilidades de nuestro futuro, todo sería sepultado, y habia que prepararse para ese caso.
En el espacio exterior, la hormiguita Rada intentaba ridículamente construir un muro de granitos de azucar, pero de cuando en cuando venía "la maldad" y sacaba cagando todos los granitos e incluso a la hormiguita, la que era arrastrada decenas de metros antes de poder parar, y a veces tenía que hacer malabares para no ser arrojada sobre la malograda carpita.
Minutos después de pedir ayuda en el hormiguero vecino, "la maldad" repitió su festín en la segunda carpa, hiriendola exactamente del mismo modo.
Finalmente todas las hormiguitas, sobrepasadas por la rudeza del espacio exterior, decidieron refugiarse en sus maltrechas moradas e intentar resistir desde dentro hasta que las aguas se calmen un poco.
Y así comenzó una laaaaarga noche, en la que no fuimos más que pilares de carne y hueso soportando una miserable estructura y una fina tela que nos separaba del mundo exterior.
Partimos apoyando las espaldas contra la pared de barlovento, la sensación era como si atras hubiera una docena de personas (por no decir hijos de p. . . . ) haciendonos una camotera con todas sus fuerzas, tras un rato se cansaban, pero tras unos pocos segundos eran remplazapos por otro equipo de H. De P. "profesionales" con fuerzas renovadas, y luego otro equipo y otro y otro y otro y así toda la noche . . . de donde tanto H. de P. !!!!
Sin embargo la moral estaba alta, y nos pasamos las horas echando la talla, haciendo videitos y conversando, imaginando la cantidad de lugares cálidos, tranquilos y paradisiacos en que podriamos estar si nos hubieramos dedicado al tenis, el surf o el vóleybol. . . Pero no, a los muy boludos les dio por la montaña!!!.
Las horas avanzaban y el cansancio y el sueño crecían, nos acostamos con las piernas en alto sosteniendo la carpa, intentabamos descansar los agarrotados músculos entre camotera y camotera, medios zombis la brutal sacudida de las rafagas nos recordaban nuestra labor de pilares. . . las horas pasaban y el viento lentamente calmaba su furia en la medida que el sueño se apoderaba de nosotros.
Con algunas horas de inestable sueño en el cuerpo, nos reintegramos
aprovechando las horas más calidas del día. El "gringo team" fue a buscar una carpa bibler que teniamos en el depósito, la que si bien era pequeña, parecía un palacio a estas alturas.
Y ahí quedamos los pobres cholos, mirandonos las caras y con la carpa hecha pelotas. . . Pero sin amilanarse, los pobres cholos analizaron la situación y aprovechando que los gringos habian dado su carpa por perdida, se aprestaron a construir una nueva carpa de los restos mortales de dos. Y así comenzo "la maratón de la aguja" tipo 17:00h, el primer round fue dentro del cuerpo de la carpa antigua, usando bastones como mástiles, pero el viento seguía fuerte por lo que cosiendo ahí dentro te sentías como tratando de hacer una operación a corazón abierto sobre un caballo al trote. Más tarde el frio comenzó a morder duro, por lo que nos refugiamos en la pequeña bibler, los
cuatro en una carpa que ya es chica para dos, no había espacio ni pa tirarse un peo. Retorcidos ahí dentro, el segundo round de la maratón de la aguja se extendió hasta las 2:00 de la madrugada, y tipo 4:00 todo nuestro esfuerzo se pagaba, pues yaciamos cómodos y calentitos en nuestra nueva carpa "frankeinstent", así finalmente el esfuerzo puso a los pobres cholos en su amplia, cálida y lujosa "frankeinstent" mientras que los gringos se apretujaban en la pequeña y fria bibler.
Hoy ya estamos bien acomodados, el viento menguó pero el tiempo sigue malo.
Los planes siguen apuntando al Vinson para aclimatar un poco antes de
intentar los "pesos pesados".

Van algunas fotitos. . .

Y por supuesto nuevamente muchas gracias a todos los que nos han enviadomensajes.
  • Name: Campamento Epperly
  • Elevation: 2352 m
  • Latitude: 78° 2812North
  • Longitude: 85° 5834West

Comments


  • There are no comments yet


Add Comment


Notify this dispatch to subscribers?

Yes
No
Cancel